5 Consejos para elegir la mejor póliza de seguro de responsabilidad médica

Una adecuada defensa jurídica implica, entre otras, contar con una póliza de seguros de responsabilidad médica, con el fin de proteger la seguridad y tranquilidad personal y familiar que se traduce en el amparo del patrimonio.

En nuestro país cada vez más y más personas deciden asegurar su vida o su patrimonio, aumentando exponencialmente la expedición de pólizas de seguro de responsabilidad civil profesional. Los profesionales cada vez son más conscientes de la necesidad de asegurar su patrimonio frente a daños que puedan ocasionar a terceros. Siendo los del sector salud los que sobresalen en esta tendencia.

Los retos de la vida contemporánea conllevan la asunción de mayores riesgos, lo cual implica la necesidad de trasladarlos mediante los diferentes mecanismos establecidos en la Ley para ello. Precisamente la manera de trasladar el riesgo de una eventual pérdida económica como consecuencia de un daño que se ocasione a un tercero por la actividad profesional es el seguro de responsabilidad médica. Por lo anterior, presentamos las siguientes recomendaciones a tener en cuenta para elegir la mejor póliza de seguros del mercado:

1. EL PRECIO NO DEBE SER DETERMINANTE

Se tiene la convicción que la mejor negociación es aquella en la que se obtiene el menor precio posible. Lo anterior es cierto cuando el producto o servicio es sencillo, básico y no requiere de mayor información para su compra. Sin embargo, cuando el producto o servicio está repleto de detalles, tal como lo son los seguros, esta convicción resulta errada.

En los seguros sucede que a menor valor suelen haber menores coberturas, más limitaciones y más exigencias. Sólo cuando se leen las condiciones generales de los diferentes seguros (no la caratula que es lo único que se suele leer) y se comparan entre ellos, es que se evidencia que lo barato sale caro. Ya que muchas veces se termina comprando un papel que no servirá de nada en el momento de la verdad, es decir, en el momento del siniestro.

Por lo anterior, y con el fin de mejorar nuestra defensa médica, no debemos dejarnos llevar por el precio, pues solo se estarían ahorrando unos pocos pesos y por el contrario si estarían poniendo en riesgo la totalidad de su patrimonio.

2. EL ARGUMENTO DEL VENDEDOR TAMPOCO DEBE SER EL FACTOR DETERMINANTE 

En algunas ocasiones el interés del vendedor de la póliza de seguro es diferente al interés del cliente, razón por la cual sus argumentos de venta no se encuentran sustentados en el texto del contrato ya que lo que se busca es simplemente buscar una venta a toda costa. Por lo anterior, se debe tener claro que antes que el argumento del vendedor, lo realmente importante es el texto de la póliza de responsabilidad médica y por tal razón hay que revisarlo para corroborar las ventajas que han sido presentadas verbalmente. 

3. TENGA EN CUENTA LA REPUTACIÓN DE LA ASEGURADORA Y SI TIENEN EXPERIENCIA EN RESPONSABILIDAD MEDICA

La buena fama precede a un buen servicio o a un buen producto. De seguro que alguien en nuestro círculo social ha tenido experiencias positivas y negativas con diferentes aseguradoras. Resulta importante escuchar y analizar los consejos que están dispuestos a darnos nuestros conocidos y a partir de allí tomar la decisión al momento de elegir la mejor póliza de seguros. La buena fama se construye a día a día, es contagiosa y se comparte gratuitamente.

4. HAY QUE LEER LA LETRA PEQUEÑA

Cuando tomamos una póliza solemos conformarnos con la información contenida en la página web de la misma, o la información contenida en un folleto, o la información dada por el vendedor. La mejora manera de tomar una póliza de responsabilidad civil que apoye nuestra defensa médica futura en caso de siniestro es leer el contenido de las condiciones generales y especiales del seguro. Las condiciones generales y particulares son las cláusulas del contrato de seguro donde aparecen las coberturas, límites, exclusiones y garantías. Resulta fundamental leer dicho texto y hacer las correspondientes preguntas al vendedor con el fin que todo quede claro.

5. Y, EN CASO DE NO TENER TIEMPO, ASESÓRESE DE UN INTERMEDIARIO EXPERTO QUE CONOZCA DEL EJERCICIO EN SALUD

Por último, en caso de no poder dar cumplimiento a las anteriores recomendaciones busque un asesor de seguros experto en responsabilidad médica que conozca del ejercicio en salud para que lo guíe en la toma de la mejor decisión. La venta de seguros cada vez se especializa más y más y lo recomendable es que busque un asesor de confianza, que lo haga sentir cómodo e informado en la decisión que tome. Además, el asesor experto es fundamental al momento de ocurrencia del siniestro ya que es la primera persona a quien debe contarle lo sucedido para que lo asesore frente a la aseguradora.

 

 

Daiyana Zorro Santos
Daiyana Zorro Santos
Abogada titulada de la Universidad Externado de Colombia, con títulos de postgrado en Responsabilidad Civil y Derecho Procesal.